Reebok siempre ha ido a la cabeza en términos de innovación para running desde que fue fundada hace ya décadas. Esto ha hecho que se consolide en la creación de zapatillas aportando diferentes líneas para sus productos.

Ha sido capaz de crear calzado diseñado para tonificar y fortalecer los músculos de los glúteos y de las piernas al caminar. Otro invento que lanzó fueron las cámaras con aire en movimiento que crean una micro inestabilidad que obliga a los músculos a hacer un trabajo suplementario. Además, la marca es también conocida por su revolucionaria tecnología Pump.

La historia de Reebok comienza en el año de 1890, en pequeño pueblo inglés llamado Holcombe Brook. Allí Joseph William Foster producía y comercializaba tenis sencillos, que eran empleados para hacer deporte por sus consumidores. Aunque en un principio sus zapatos eran conocidos como los Foster, con el tiempo le cambió el nombre al actual.

Dentro de su extensa historia podemos encontrar zapatillas tan relevantes como las clásicas Reebok C 85 o las Reebok Classic Leather.